Sección 1: Características  







 

 

 

 

 

 







Una definición de lo que es un ser vivo podría ser la siguiente: “Todo aquello que es capaz de reproducirse por algún mecanismo y responda a la presión evolutiva”. Se puede decir que los seres vivos tienen una serie de características comunes:  







 

 

 

 

 

 







ORGANIZACIÓN: Los seres vivos muestran un alto grado de organización como por ejemplo, organismos multicelulares subdivididos en tejidos, tejidos subdivididos en células,...







 

 

 

 

 

 






HOMEOSTASIS: Es el mantenimiento de la constancia del medio interno en términos de temperatura, pH, contenido en agua, concentración de electrolitos,... Gran parte de la energía de un ser vivo se destina a mantener el medio interno dentro de límites homeostáticos.

 








 

 

 







REPRODUCCIÓN Y HERENCIA: Dado que toda célula proviene de otra célula, debe existir alguna forma de reproducción ya sea asexual (sin recombinación de material genético) o sexual (con recombinación de material genético).





 

 

 

 

 

 








CRECIMIENTO Y DESARROLLO: Incluso los organismos unicelulares crecen. Cuando están recién formados después de que tiene lugar una división, poseen un tamaño y deben crecer hasta convertirse en células maduras. Los organismos multicelulares pasan por un proceso más complicado: diferenciación y organogénesis.





 

 

 

 

 

 

 






ADQUISICIÓN Y LIBERACIÓN DE ENERGÍA: Una característica de la vida es el proceso de adquisición de energía (de la luz solar, de productos químicos inorgánicos o de otros organismos), el almacenamiento de la misma en moléculas como el ATP (adenosín trifosfato) y su posterior utilización en procesos de síntesis.






 

 

 

 

 

 

 







DETECCIÓN Y RESPUESTA: a los estímulos, tanto internos como externos.






 

 

 

 

 










En base a ello, el mundo de lo vivo comprendería por lo menos dos grandes grupos: 

1)     Los organismos celulares (eucariotas y procariotas)  2)     Los organismos no celulares (virus, viroides y priones)

Pero, ¿qué entendemos por célula?









 

 

 

 

 

 







Hoy en día se define como “la unidad viva más pequeña capaz de crecimiento autónomo y reproducción, así como de utilizar sustancias alimenticias químicamente diferentes de si misma”. Por tanto, se puede decir que la célula es la unidad básica de la vida.









 

 

 

 

 

 

 





Una célula es una entidad dinámica (sufre cambios y sustituye sus partes), aisladas de otras células por una pared, o membrana, que contiene en su interior diversas estructuras subcelulares, algunas de las cuales se encuentran en todas las células y otras aparecen solo en ciertas estructuras.







 

 

 

 

 







Todas las células presentan ciertas características en común, tales como tener proteínas, ácidos nucleicos, lípidos y polisacáridos. Debido a que estos componentes son comunes a todo el mundo vivo, se piensa que todas las células descienden de un antepasado común, de una célula primordial.

 


 

 

 

 

 

 









Algunas células microbianas son mucho mayores que muchas células humanas. El protozoo unicelular Paramecium tiene 4800 veces el peso de un glóbulo rojo humano.